Image ¿Alguna vez te preguntaste como hacerte juez? ¿Qué tiene de bueno? ¿Voy a poder seguir jugando si me pazo paso para el lazo blanco y negro? Vamos a verlo en el Zebra’s Corner de hoy.

En la gran mayoría de los torneos a los que uno va siempre esta la figura del juez llevando adelante el torneo. Puede que este vestido con su habitual remera a rayas o no, en torneos mas casuales, pero siempre esta allí, asegurándose de que el torneo salga de la mejor manera posible. Pero, ¿de donde salieron estos personajes? Obviamente todos los jueces llegan primero como jugadores pero hay algo en el mundo de los jueces que los atrae e intentan meterse en ese mundo, sea por ganas de hacer torneos en tal o cual lugar que no se hacen, para ayudar a organizadores que necesitan una mano o simplemente para probar que se siente estar del otro lado. Yo personalmente recuerdo mis primeros acercamientos: lo primero que se me viene a la mente es un PTQ NY hace ya muchos años en donde fui a jugar pero un amigo mío iba como voluntario a trabajar como juez. Terminado casi el día, me senté a cenar con él junto con Juan (del Compare, al cual sólo conocía de vista) y de escuchar su conversación me enteré un poco de que iba la cosa del proceso de certificación. A la par de esto, yo estaba organizando torneos en un lugar llamado La Arena por lo que las fichas empezaban a encastrar de una manera particular. Empecé a prestar atención a lo que estos jueces hacían para implementarlo en mis torneos donde yo oficiaba de juez sin conocer los procedimientos correctos pero si con muchas ganas. Al mismo tiempo, esa era una época donde yo jugaba mucho, pero había ciertos torneos que tal vez no me interesaba tanto jugarlos o tal vez no conseguía un mazo, entonces me ofrecía a dar una mano al juez de turno (así sucedió muchas veces en Villa del Parque con Ale Raggio que ya era un juez certificado). Y de esa manera empecé a enterarme un poco de cómo venía todo hasta que decidí certificarme. En ese camino aprendí que un juez no solo es una persona que debe estar bien al día en cuanto  reglas refiere, sino saber los procedimientos correctos para llevar adelante un torneo, las diferentes infracciones que se pueden cometer y como penalizarlas, además de algunas otras características tal vez no tan inherentes al juego como puede ser la responsabilidad que acarrea esta posición, el trabajo en equipo que hay que llevar adelante y las habilidades de comunicación que hay que desarrollar ya que gran parte del trabajo implica la comunicación con otras personas.

Volviendo un poco al tema principal, hay que explicar un poco más que significa ser un juez certificado. La DCI creó todo un programa de certificación de jueces que se lleva a cabo en todo el mundo y que busca no solo testear y calificar a los jueces mediante exámenes escritos y orales sino también dar las herramientas necesarias para mejorar las habilidades de cada uno de sus integrantes.

Pues bien, supongamos que ya nos hemos metido en todo esto y nos interesa. ¿Cómo hacemos para empezar? Como conté en un artículo anterior referido a los diferentes niveles de jueces, los jueces Nivel 2 Trainer y los jueces nivel 3 en adelante tienen la posibilidad de ofrecer certificación a los diferentes candidatos por lo que el primer paso es encontrar un juez de este nivel en la zona cercana a uno (o el más cercano ya que no hay jueces de dicho nivel en todos lados) y contactarlo para comentarle los deseos de uno. Para saber quien es el juez de este nivel más cercano la forma más fácil es acercase a cualquier otro juez certificado y preguntarle, preguntar en foros, fijarse en la lista mundial de jueces (http://www.wizards.com/default.asp?x=judge/alljudges) o si quieren, me mandan un mail a mi y con gusto me tomaré el trabajo de contactarlos con quien corresponda.

El proceso de certificación incluye 3 pasos básicos: trabajar en uno o dos torneos bajo la supervisión del que nos va a tomar el examen, en donde él verá nuestras habilidades y capacidades como juez a la vez que ir tanteando el nivel de reglas y conocimientos que uno tiene. Una vez superado esto y si el juez certificando lo cree conveniente, se puede pasar a la segunda etapa del proceso que es el examen escrito. Éste es un examen de 50 preguntas de respuesta múltiple (multiple choice) en el que se toman preguntas tanto de reglas como de políticas de torneo y que se aprueba con un 70% de respuestas correctas. Luego de esto, se pasa a una pequeña entrevista donde se intenta apuntalar algunas cosas que no hallan quedado claras con el examen o con lo que se vio durante esos días de trabajo y con toda esa información, el certificador resuelve si el candidato pasa el examen o no.

Es por eso que el primer paso que debe dar uno es hablar con quien nos va a tomar el examen ya que no siempre es tan fácil encontrar un momento donde ambos puedan trabajar juntos en un evento.

Pues bien, ¿qué hay que estudiar para dar el examen? Lo que hay que saber son los siguientes documentos de la DCI:

·        Las reglas completas (CR)

·        La guía de penalizaciones (PG)

·        Las UTR (Universal Tournament Rules)

·        Las reglas de piso (Floor Rules)

 

ImageUno siendo jugador conoce en gran parte lo que se detalla en estos documentos (que pueden encontrar en http://www.wizards.com/default.asp?x=dci/doccenter/home) pero es necesario un estudio un poco más profundo si queremos tener éxito en nuestro examen (y si, los jueces tenemos cierto lado malvado y nos gusta hacer preguntas difíciles). Cómo estudiar propiamente para el examen es un tema un poco más profundo, digno de otra entrega (y así seguimos tirando temas hacia el futuro...).

En gran parte el objetivo de este artículo es motivarlos a que se den la oportunidad de conocer el otro lado del juego por lo que me parece importante remarcar algunos beneficios que trae ser un juez certificado: en primer lugar, en la gran mayoría de los torneos los jueces reciben una compensación por su labor. El trabajo de un juez no es una tarea fácil y sin esfuerzo por lo que es más que justo que reciban una compensación por sus largas horas de trabajo. A esto hay que sumarle la posibilidad de recibir cartas promocionales especiales para jueces, remeras. Todo esto siempre depende del organizador con el que trabajen por lo que debe ser con él con quien se arregle esto. A esto hay que sumarle que, sumado al programa de Players Rewards, en donde los jugadores reciben cartas foil o tokens según la cantidad de torneos que juegan, a los jueces se les envía una cantidad de cartas según el nivel que posean. También hay muchas oportunidades para recibir un patrocinio e irse de viaje a trabajar a un torneo en otros lugares del mundo y de paso, conocer otras culturas y otros lugares en los que se juega.

Y no podemos olvidar, que pasamos a formar parte de un grupo de gente muy unido, donde las charlas, favores, asados y juegos nunca faltan!

Obviamente ser juez no impide que uno siga jugando sino todo lo contrario, yo creo que todo juez debe seguir jugando ya que las dos actividades se complementan muy bien, pudiendo aplicar conocimientos de uno en el otro. Será decisión de cada uno ver para que actividad se vuelca más. El examen es completamente gratuito, no hay que pagar nada ni nada que se le parezca por lo que creo que es una oportunidad muy buena y que todos deberían aprovechar.

Espero que todo este les haya resultado interesante y que sepan un poco más acerca de cómo unirse a estos personajes que se la pasan todo el día caminando y respondiendo preguntas. Y obviamente, espero que alguno escriba con ánimos de empezar a trabajar juntos. Un saludo y nos vemos en la próxima entrega! 

Damián Hiller

DCI  Level 3 Judge

fleaARROBAfibertelPUNTOcomPUNTOar