Image

Primero hay un prólogo donde una figura encapuchada observa los Talon Gates (Portales de Garras, una formación gigantesca con forma de un par de dedos con garras gigantes) en la costa de Madara. Justo sobre los Portales aparece una neblina, en la que luego aparecen unas manos blancas flotantes y por último una máscara blanca de porcelana, la Myojin del Alcance de la Noche (MdAdlN). La figura enmascarada se identifica como Leshrac, el Caminante de la Noche, que es descrito como una figura humanoide, pálida y con un corona de llamas y varias flamas flotando sobre su cabeza.

 

Ella le empieza a hablar acerca de que él y todos aquellos que trabajan en la noche son acólitos de ella (aunque no lo sepan y reconozcan), así que para iniciar una relación más estable entre los dos, ella le va a dar una bendición que le puede ayudar a hacer historia. Leshrac, por supuesto, no confía en ella y sabe un poco de la verdad: la MdAdlN está huyendo del caminaplanos Nicol Bolas, quien está vengándose de todo aquel relacionado con su derrota a manos de Tetsuo Umezawa.
 
Bolas ha llegado a Kamigawa, destrozado los templos de la MdADlN, vuelto a sus adoradores contra ella y ahora la está persiguiendo por el Multiverso. Aunque Leshrac no acepta ayudarla, ella le deja una copia de su propia máscara; él la toma, aunque afirma que no la va a usar él mismo y como ella espera.
 
Ahora sí empezamos con la historia justo donde quedó en Planar Chaos...
 
En Urborg, Jeska acaba de ‘caminar a donde se encuentran Teferi, Jhoira y Venser exigiendo respuestas acerca del paradero de Karn. Luego de intentar obtener la información a la fuerza sin mucho éxito, no le queda opción más que escuchar toda la historia relatada por Jhoira.
 
Leshrac ‘camina al Stronghold (Fuerte) de Rath que se encuentra en Urborg y logra que Dinne trabaje para él, a cambio de devolverle sus sensaciones y emociones. Por si no recuerdan, Dinne era el sirviente del Weaver King.
 
Una vez terminada la historia de Jhoira, Jeska les critica sus métodos: han ido de apaga-incendios a los lugares donde la situación es crítica a resolver el problema sin planearlo; y en el proceso han perdido a 4 caminaplanos; por eso Jeska no acepta acompañarlos al bosque de Yavimaya y se va a seguir buscando a Karn. Sin más opciones, los demás se teletransportan hacia el bosque.
 
Como no tiene idea de dónde empezar a buscar a Karn, Jeska ‘camina a Otaria donde contempla por sí misma el daño que ha recibido el continente: las planicies se han vuelto desiertos sin vida, la costa está cubierta de coral que hace imposible navegar, las ciudades se han hundido en los pantanos, las montañas están erosionadas y el bosque de Krosa está quemado.
 
Mientras reflexiona acerca de su propia vida, es interrumpida por Leshrac quien la saluda como Jeska, la Tres Veces Tocada por el Destino. De primera entrada Jeska no confía en él, ya que por experiencia todos los caminaplanos que ha conocido (excepto Karn) desean luchar y él usa la magia de los pantanos en la que ella no confía. Leshra le dice que él también está al pendiente de las fisuras y ya que Jeska causó la de Otaria, él le puede enseñar cómo cerrarla.
 
En Keld, Dinne observa el campamento de un ejército y un grupo de refugiados. En la parte central, un viashino (Skive) y una mujer (Dassene, ambos de Time Spiral) discuten acerca de que si alguien se ha acostumbrado al cambio y de por qué cargan “esa” cosa, que los está retrasando. La voz de mando de una mujer los interrumpe y se reportan con ella, Radha. Dinne se queda observa esperando sus nuevas instrucciones mientras calcula como puede matarlos a todos.
 
De vuelta en Otaria, Leshrac le explica a Jeska que el enfoque de Teferi ha sido erróneo, ya que por ser un académico él prefiere observar las fisuras hasta el último momento y luego actuar; se necesita una solución distinta, usando a Radha o a Venser para que la fisura no consuma al caminaplanos que la cierra. Esto último molesta a Jeska, ya que no deberían sacrificar a otros para lograr su fin, por lo que le pide a Leshrac que se vaya. Luego de eso, ella visita los restos de su aldea natal.
 
La aldea está desierta y en el centro donde tallaban en piedra la historia de la misma, Jeska lee su propia historia de la Tres Veces Tocada por el Destino: la primera cuando renación como Phage, la segunda cuando se formó Karona y la tercera cuando ascendió a Caminaplanos (cómo supieron que ella ascendió es un misterio para mí, ya que eso no sucedió en Otaria y ella nunca había regresado). Al final Jeska decide enfocarse en las fisuras y conocer a Radha.
 
Radha por su parte, tiene que lidiar con la vida política de su nueva posición. Debe seguir guiando a su ejército y no permitir que los elfos refugiados que llevan consigo se vuelvan un problema, por lo que a pesar de sus peticiones de parar para establecer un campamento permanente deben continuar. Para convencerlos un poco de qué hacer con los enfermos, Radha le da a los líderes de los elfos una pequeña demostración: los corta con su espada y luego los sana con el método que ha desarrollado con maná rojo (o sea, les cierra las heridas con fuego dejándolos exhaustos), ya que desde la pérdida de Skyshroud ella no puede acceder al verde.
 
Jeska se ha hecho invisible todo el tiempo y observó toda la situación. Y aunque Radha es un tipo muy distinto de bárbaro que los Párdicos, debe hablar con ella, por lo que se hace visible y se presenta. Radha no quiere nada con ningún caminaplanos, luego de las experiencias en Time Spiral y ahora está dedicada a su horda. Jeska le propone enfrentarse en combate y que la decisión de la ganadora sea la que tomen. Mientras discuten, se escucha gritos que provienen de la tienda principal del campamento.

 

Mientras Radha y Jeska hablaban, Dinne recibió sus órdenes: enfurecer a Radha matando a los líderes de la horda, en particular al Muchacho, y de ser posible herirla a ella. En seguida Dinne entra en la tienda principal, donde al principio observa una masa gigantesca de carne blanca que emite mágicamente frío y una neblina blanca; luego nota la presencia de un Muchacho ciego (también de Time Spiral, y seguimos sin saber su nombre) y Skive. A pesar de estar oculto por el estado de Desvanecido y su ceguera, el Muchacho siente la presencia de Dinne y logra señalar su ubicación exacta.
 
En ese momento Dinne inicia su ataque. Su estrategia es simple, volverse tangible cuando ataca y desvanecerse cuando lo atacan. De esa manera comienza a tener ventaja con Skive hasta que el Muchacho lo empieza a atacar con magia de hielo que toma de la masa de carne. Conforme avanza la lucha, logra herir gravemente a Skive y al Muchacho hasta que Dassene y Radha llegan y Leshrac le ordena retirarse, antes de que lo maten entre todas.
 
Radha ordena que la dejen sola con Skive y el Muchacho, y luego los cura como a los elfos anteriormente. Terminado eso sale de la tienda y enfrenta a Jeska a quien culpa del ataque directa o indirectamente, por haber enviado al asesino y por haberla retrasado en regresar a la tienda, lo cual Jeska niega. Radha acepta la lucha que Jeska le propuso anteriormente y la golpea con un puño cargado de magia explosiva.
 
En la costa de Yavimaya, Jhoira y compañía observan el estado del bosque. Éste siempre se ha caracterizado por presentarse agresivo contra aquellos que no son originarios de ahí, principalmente debido a los que Urza y Mishra le hicieron al bosque de Argoth (la novela señala erróneamente que ambos bosques estaban en la misma isla y que el Estallido del Sylex es la causa de la fisura). A pesar de llamarlo por el nombre, Multani no da ninguna muestra de estar presente, y mientras esperan a que algo suceda, Jhoira nota algo extraño en la altura de los árboles. Venser la teletransporta hacia arriba donde observa que el bosque de toda la isla ha crecido de tal manera que tiene la forma de la cara de Multani.
 
Voy a hacer una pausa para explicar quién y qué es Multani para que lo entiendan mejor: es el hechicero Maro de Yavimaya. Y un hechicero Maro es (al parecer, ya que nunca lo han explicado bien) un avatar o encarnación de un bosque que se dedica a cuidarlo y coordinar a sus habitantes para proteger al bosque; tienen poderes que podríamos definir como los clásicos del maná verde: crecimiento de plantas, invocación de bestias, curación, etc.; también suelen tener formas humanoides formadas por las plantas de la zona de donde se encuentran. En el caso de Multani, él logró atrapar a Urza mientras planeaba las defensas contra Phyrexia y luego de hacerlo sentir el dolor que le causó a Argoth, formaron una alianza que perduró hasta el fin de la Invasión.
 
La horda rodea a Radha y Jeska e inician su combate. Radha usa el poder de la horda para incrementar su fuerza y velocidad, pero Jeska es caminaplanos: por más que reciba sus ataques y golpes no recibe ningún daño real y más bien ella debe contener sus propios poderes para evitar matar a la otra. El combate finaliza cuando Jeska canaliza maná rojo recordando las montañas con vista a la Ciudad de la Cábala, cuando el hechizo que preparaba se altera y empieza a podrir la pierna de Radha que ella estaba agarrando con su mano.
 
Asustada por el cambio en su propio hechizo, Jeska golpea la cabeza de Radha contra el suelo hasta dejarla inconsciente. Luego le cura la pierna y antes de llevársela le anuncia a la horda que son libres de irse. Para su sorpresa le responden que se quedarán ahí hasta que Radha regrese.
 
De vuelta en Yavimaya, ahora que creen que Multan se ha fusionado con todo el bosque, deciden que lo mejor será acudir al centro de la fisura para inspeccionarla, y para intentar llamar la atención de Multani, Teferi sacará de fase y devolverá su bastón, mientras que Jhoira hará señales de fuego. Su plan funciona ya que empiezan a escuchar débilmente la voz de Multani que los llama y les dice que él no puede ir a ellos, que vayan a él. Inesperadamente las ramas y lianas de los árboles cercanos atacan a Venser y se lo llevan, Jhoira supone que es un acto reflejo del bosque contra los caminaplanos, ya que así fue como atraparon a Urza. Guiados por Multani, Teferi y Jhoira entran a un portal que aparece en una cueva.
 
Rápidamente se dan cuenta de que la cueva no está físicamente donde estaban antes. La voz de Multani les dice que esperen y observan: a través de una serie de plantas les ilustra la situación de Yavimaya desde la Invasión:
 
-Primero durante la Invasión una parte de Yavimaya se conectó con Urborg para combatir la influencia del maná negro para que no fuera aprovechado por Yawgmoth
-La llegada de Karona drenó al bosque de su maná durante un tiempo
-Luego la fisura se empezó a manifestar sobre el bosque y éste se extendió su para tratar de asimilarla
 
Esa asimilación ha hecho que el bosque todavía no se haya drenado de su maná, sino que ha dispersado su poder y la mente de Multani entre ambos. Pero Multani está perdiendo fuerzas y cuando sea consumido por la fisura, ésta consumirá el resto del bosque como lo ha hecho en el resto del plano. Jhoira y Teferi le preguntan por Venser y sobre cómo ayudarle, pero no obtienen respuestas esperanzadoras.
 
Venser por su parte, se encuentra atrapado en una caverna donde escucha una canción que le dice que tome la fruta y plante la semilla. Eventualmente, Venser se reúne con los otros y luego de contarse sus experiencias, concluyen que Multani desea separarse de la fisura para poder tomar acciones.

 

En la costa de Jamuraa, Jeska estudia la fisura de Zhalfir cuando Leshra aparece delante de ella. Empiezan a hablar acerca de la alianza que él quiere formar con ella y le muestra la máscara que le dio la MdAdlN. La máscara absorbe los poderes que se relacionan con el maná negro, por lo que puede sacar los restos de Phage y el maná negro que están dentro de Jeska. Ella no acepta la propuesta, ya que no confía en él y lo cree culpable de que el hechizo le funcionara mal. Leshra se retira y la deja trabajar.
 
Radha despierta acostada y sujetada por una piedra de Keld. Trata de retar a Jeska para que la libere y como no lo logra, usa su poder para romper la piedra y atacarla. Jeska por su puesto, no sufre daños y tampoco necesitaba la piedra para sujetarla, por lo que la paraliza nuevamente. Se teletransportan a la fisura, donde Jeska siente que sí puede cerrarla usando a Radha.
 
De vuelta en Yavimaya, el único plan que les queda es que Venser se teletransporte dentro de la fisura y entre en contacto con Multani. El plan funciona y Venser toma la máscara da forma al Multani dentro de la fisura. Cuando regresa siembran la máscara en el suelo y esperan a ver qué pasa. Casualmente justo en ese instante, Teferi les dice que Jeska está intentando algo con la fisura de Zhalfir y que deben ir ahí inmediatamente.
 
Cuando llegan, la costa de Jamuraa está tormentosa y pueden sentir y ver a Jeska haciéndole algo a la fisura. Deciden que Venser y Jhoira se teletransporten a la fisura para hablar con Jeska mientras Teferi se queda en la costa tratando de minimizar el daño y ayudándolos a levitar. Jeska se niega a oírlos diciendo que el método de ella (canalizar su poder a través de Radha para que la fisura no la consuma) funciona mucho mejor que el de ellos y que sí va a tener éxito. Por razones que ella no entiende, cada una ve imágenes de la vida de la otra, pero al final logra tener éxito.
 
Cuando desciende Teferi le reclama que la fisura estaba conectada con el desfase de Zhalfir, y que al cerrarla antes de que el continente regresara, lo que hizo fue dejarlo permanentemente fuera de fase. Tal vez si Teferi recuperase su chispa, podría hacer algo, pero bajo las condiciones actuales no puede hacer nada. Mientras discuten que ellos pueden ayudar a Jeska con las siguientes fisuras, Multani los contacta telepáticamente y les dice que la envíen con él, que él se encargará. Jhoira logra engañar a Jeska diciéndole que la siguiente fisura en repararse debería ser la de Madara para que ella vaya con Multani.
 
Al llegar a Yavimaya, Jeska es recibida por Multani, quien trata de convencerla de que no haga nada apresurado, pero como no le hace caso, él logra atraparla en un estado de sueño, donde ella sueña con el bosque de Krosa. Luego de eso, él procede a despertar a Radha y comparte con ella el maná de Yavimaya, por lo que ella otra vez puede usar maná verde. Multani le explica que él desea que Radha y los elfos que viajan con ella se instalen ahí, pero ella lo rechaza por que su prioridad es restaurar Keld.
 
Los demás los alcanzan y empiezan a discutir acerca de la situación y qué harán para convencer a Jeska; y lo que más le preocupa a Multani es que a pesar de tenerla bajo su control, él no puede acceder totalmente a sus pensamientos, algo o alguien lo está bloqueando.
 
Jeska por su parte, sueña con que se encuentra recorriendo el bosque de Krosa, cuando escucha unos sonidos de batalla, al acercarse al origen ve a su hermano Kamahl usando su armadura de bárbaro y atacando a las criaturas del bosque. Kamahl no escucha razones y ataca a Jeska.
 
Ese ataque hace reaccionar a Jeska quien se libra de la ilusión de Multani y hace explotar el cuerpo de éste. Inmediatamente nota el cambio en Radha (ya que ha recuperado el acceso al maná verde), pero a pesar de eso la incapacita fácilmente para seguir con su estrategia para cerrar las fisuras. Mientras habla con Radha, unas ramas empiezan a atacarla y se da cuenta de que Multani sigue vivo y ahora la está atacando.
 
Multani trata de explicarle que él sólo intentaba contactarla para calmarla y poder lograr un plan unificado contra las fisuras, pero que alguien más intervino en su hechizo y alteró las ilusiones. Jeska no le hace caso y logra incapacitarlos a él y Radha, por lo que prosigue a cerrar la fisura.
 
Una vez más, dentro de la fisura tiene pensamientos compartidos con Radha, Multani y hasta de Karona (pero vistos desde otra perspectiva). Entre los recuerdos compartidos, se revela que Radha había guiado a su horda contra los gigantes de hielo en PC pensando que ellos eran los responsables del frío sobrenatural; luego de derrotarlos tomaron el corazón de su líder (la masa de carne que estaba en la tienda principal).
 
Jeska logra cerrar la fisura, dejando a Radha inconsciente y aparentemente matando a Multani (no recuerdo exactamente donde lo dicen, pero Radha no pierde su chispa, pero parece que sí perdió el potencial de ascender a caminaplanos). Luego toma a Radha y se teletransporta a su siguiente destino. Jhoira y los demás fueron teletransportados por Multani a la playa para evitar inmiscuirlos, así que para cuando reaccionan ya la fisura está cerrada, por lo que se dirigen rápidamente a donde estaban antes, pero sólo encuentran la máscara de Multani. Como gesto de amistad la entierran en el suelo del bosque y se dirigen a la fisura que probablemente seguirá: Madara.
 
En la playa de Madara, Jeska analiza el estado de la fisura. Radha vuelve a tratar de lograr que Jeska la libera, pero fracasa. Mientras hablan (curiosamente Jeska menciona que su propia apariencia no concuerda con su verdadero ser, por como ella se describe si no se concentra asume la apariencia de Phage), Leshrac aparece y Jeska lo reta a pelear, ya que no le ha gustado la forma en que él la ha intentado manipular todo este tiempo; él le responde que ella ha sido descuidada, que ella ya está bajo su control.

 

Como demostración, cuando ella intenta atacarlo, él la incapacita fácilmente. En ese momento él hace aparecer frente a ellos la máscara que le dio la MdAdlN y le revela que tiene el poder de absorber la energía y poderes relacionados con el maná negro, así que la usa sobre Jeska para absorber los restos de Phage que hay dentro de ella. Una vez terminado eso, Leshrac confiesa que él no tiene interés en cerrar las fisuras, éstas sólo provocan caos del que él puede favorecerse y no cree que sean tan gaves como Teferi calcula.
 
A Radha le confiesa que no tiene interés en ella, pero que la usará como distracción para que Teferi no interfiera en sus planes, así que en cuando los otros aparecen en otra zona de la playa, teletransporta a Dinne y Radha a esa zona. Él mientras tanto observa tranquilamente los Talon Gates. Jhoira y los demás han observado la situación y reconocen a Leshrac, pero no saben cómo proceder. En ese instante Radha y Dinne aparecen frente a ellos e inician su lucha.
 
Leshrac por su parte, medita sobre su plan: ha colocado una trampa para Nicol Bolas para incapacitarlo en cuanto llegue, entonces obligará a Jeska a luchar contra el dragón y él acabará con el victorioso; entonces se proclamará a sí mismo como el caminaplanos más poderoso (recuerden que Bolas se supone que es el más poderoso) y podrá hacer lo que desee con el multiverso.
 
También cuenta la leyenda de los Talon Gates: hace 25 mil años Bolas y un demonio caminaplanos tuvieron el primer duelo de caminaplanos sobre Dominaria. Combatieron durante 3 semanas, cambiando todo el panorama de la zona en el proceso. Finalmente Bolas fue el ganador y dedicó días enteros a consumir el poder del demonio caído. Antes de seguir en otros asuntos colocó los huesos del demonio en el mar como símbolo de su poder, creando los Talon Gates.
 
Bolas aparece tal como Leshrac esperaba y luego de retarlo a un duelo entre caminaplanos, justo entonces libera los hechizos que tenía preparados para incapacitar al dragón y usa la máscara para absorber el poder de destrozar la mente de los adversarios. Confiado en su victoria ordena a Jeska pelear por él pero ella no reacciona. Bolas le confiesa que aunque cayó en su trampa, tuvo la oportunidad de incapacitar a Jeska para que Leshrac no pudiera usarla, por lo que deben pelear entre ellos dos. Así el duelo inicia.
 
La pelea entre Dinne y Radha inicia, y se vuelve terriblemente monótona... Dinne continúa con su estrategia de permanecer desvanecido y aparecer sólo para atacar, lo cual le tiene éxito, ya que entre más prolongue la pelea más se debilitará Radha y así él ganará. Entonces Radha razona que debe hacer algo inesperado para poder tomarlo desprevenido: curarlo. Usando el maná verde de Yavimaya, Radha reestablece el cuerpo de Dinne (él es como una momia vieja) y éste asombrado ante la cantidad de emociones que lo invaden (recuerden que ese fue el pago que Leshrac le prometió) se queda quedito lo suficiente para que Radha le de el golpe final.
 
El duelo entre Leshrac y Bolas tiene toda clase de ataques tanto mágicos como físicos, hasta que Leshrac logra ponerle las manos encima e inicia el proceso de descomposición del dragón. Éste huye hacia otros planos y Leshrac lo persigue confiado en que el proceso acabará con el dragón y sólo tendrá que esperar:
 
-El primer plano es descrito como una gran metrópoli dividida por un río (muy posiblemente Ravnica)
-Un océano gigantesco, con un castillo de piedra y una montaña invertida (definitivamente Mercadia)
-Un plano formado por dos mundos superpuestos uno sobre otro, donde un par de mujeres (una de ellas de apariencia dracónica) lo custodian (definitivamente Kamigawa)
-Un plano cubierto permanente en tinieblas, donde se observa un castillo gigantesco lleno de vampiros y un fantasma que los comanda (definitivamente Ulgothra, donde el Barón Sengir prepara sus ejércitos para la conquista)
 
Finalmente regresan a Madara, donde lo que queda del cuerpo de Bolas cae rendido en la playa, Leshrac se prepara para el golpe final... cuando es atacado dolorosamente por la espalda por la cola de Bolas, quien tiene su cuerpo restaurado y se ríe ampliamente, y lo que es peor... Leshrac siente los efectos de sus propios poderes en su contra.
 
Mientras se retuerce de dolor, Bolas le muestra la verdadera máscara de la MdAdlN, que el dragón le logró quitar cuando ella huyó de su último encuentro. Por ser la máscara original, posee  los poderes que la otra ha robado y tiene precedencia (o sea anula el efecto que tiene la de Leshrac). Luego de la explicación, Bolas le pone la máscara a Leshrac y éste es absorbido completamente.
 
Los demás sólo han podido observar la batalla sin poder actuar y ahora que hay un ganador definido no les queda sino esperar su decisión. Bolas les comunica que no hará nada para detenerlos, que de hecho les va a ayudar a cerrar la fisura de Madara, ya que ésta es su propia responsabilidad. Antes de eso les devuelve a Jeska y la máscara de Leshrac para que ella decida si desea recuperar los poderes de Phage. Luego procede a cerrar la fisura sacrificando a Leshrac y ‘camina fuera de Dominaria.
 
Concluido esto, Jeska al fin logra meditar sobre sus acciones y se disculpa por no hacerles caso, la pérdida de Zhalfir y la posible muerte de Multani (recuerden que él es el avatar de Yavimaya, él y el bosque vivirán y morirán juntos, por lo que puede ser que pueda resurgir). Jeska acepta que Phage y Karona formaban parte de ella, por lo que vuelve a absorber sus poderes de Phage y se resigna a enfrentarse sola a la fisura de Otaria, aunque eso la mate.

 

Sin embargo, los demás se ofrecen a ayudarla, así que en este caso usará a Venser y Radha contra la fisura de Karona, lo cual en cierta forma es irónico ya que Karona fue formada por Jeska, con una amiga (Zagorka) y una enemiga (Akroma), y ahora la enfrentarán Jeska, con un amigo (Venser) y una enemiga (Radha), mientras Teferi y Jhoira se quedarán a la expectativa por si acaso. Esta vez dentro de la fisura ven imágenes de todas las criaturas y eventos que han sucedido en Dominaria en todas las épocas y conforme concentran el poder para cerrarla, Venser y Radha ven imágenes de sí mismos, mientras Jeska ve a Karona.
 
Al seguir avanzando, cada uno ve a Karona que se extiende para tomarlos y Jeska decide que no va a permitir el sacarificio de Venser y Radha por lo que los aparta y se enfrenta sola a la fisura. Ahora observa cómo todas las acciones de los caminaplanos que dan origen a las fisuras se relacionan y logra ligar todas las pequeñas fisuras para que se cierren con la de Otaria y la crisis no se repita. El último pensamiento que tiene es sobre su Kamahl (como druida) esperándola para guiarla al más allá.
 
En el epílogo, Venser y Jhoira dejan a Teferi en la costa de Zhalfir, y él les comunica que se va a buscar la civilización más cercana para tratar de unirse como mago real y guiarla como hizo con Zhalfir hace centurias.
 
Radha regresa con su horda y retoma el control para que sigan avanzando buscando dónde establecer a los elfos refugiados para poder luego seguir tratando de restaurar Keld.
 
Jhoira encuentra a Jodah y decide pasar un tiempo con él, conociendo al verdadero Jodah, ya que existen muchas historias sobre él, pero ninguna logra captar cómo es él en realidad.
 
Por último, Venser observa los Talon Gates de Madara y confirma su decisión de recorrer el multiverso, aunque nunca esté seguro de dónde vaya o cómo será recibido.