Antes que nada quiero aclarar el motivo de mi ausencia en las últimas semanas. Lo que ocurrió es que existieron tantas novedades con respecto al Magic que lógicamente no hubo tiempo para dedicarle a otros juegos. Sin embargo la espera terminó: hoy quiero apartarme un poco de la ruta que veníamos tomando con respecto a los juegos poderosos para comentarles una interesante alternativa.

El juego del que hablaremos hoy será “El Laberinto Mágico” y como dije antes, si buscan algo similar o que tenga un hilo conductor de las otras notas, no encontrarán eso en este artículo. Muchos me preguntaron por mail y algunos comentarios en el foro, sobre algunas alternativas que permitiera jugar con algo más de estrategia y también que comente un poco como son las expansiones de los juegos que ya comentamos. Todo eso vendrá: digamos que las expansiones del Catan dan lugar a un artículo por cada una debido a las nuevas opciones que cada una de ellas trae al juego y así también las expansiones de Dominion, que debido a su éxito, es posible que tenga en su momento tantas expansiones como Magic.

¿Por qué comentar un juego en apariencia simple? ¿Qué tiene este juego que se llevó el premio al mejor juego del año para niños de 2009? La respuesta a la primera pregunta es simple: este juego es excelente. Claro, si sos un jugador muy tirado a la estrategia que trata de llevar cada situación al límite y usar al máximo tus recursos para ganar la partida, te recomiendo que dejes de leer ahora mismo, este no es el juego para vos. El laberinto mágico es un juego excelente para la familia, en especial porque tiene la particularidad de volverse extremadamente  complicado si los jugadores son adultos o completamente simple, ideal para que podamos compartir momento con los niños de la casa. Por experiencia les digo que de este juego pueden disfrutar niños desde los 3 años y pasar grandes momentos y ya con eso respondemos a la segunda pregunta: un juego excelente en el que niños de 3 años pueden jugar sin aburrirse.

Componentes

  • Un tablero, dividido en celdas y cada una de esas celdas tiene una figura mágica que pueden ser estrellas, serpientes, telarañas, etc.
  • 4 Peones que representan los magos
  • 4 bolas de metal
  • 1 dado
  • Fichas con los símbolos de las celdas
  • Muchas, muchas paredes “invisibles”
  • 1 bolsa negra de tela, no pienses que es de esas en donde tiras la basura :D

¿Como se juega?

El juego es realmente simple. Quitando el tablero, nos encontraremos con un entramado inferior en el cual se colocarán las distintas paredes, una vez que terminemos esto, se tapa con el tablero la caja y se colocan los magos en las esquinas. Como cada mago en un imán, debajo de cada mago se coloca una bola de metal, la cual el mago tendrá que transportar por el laberinto buscando los objetos mágicos sin que se le caiga.

Luego de que todo está preparado, es hora de comenzar a jugar. Un jugador al azar toma una ficha de la bolsa, esta ficha será colocada en el lugar que le corresponda en el tablero y es allí en donde los magos comenzarán a moverse según le dicten los dados con el objetivo de obtener las fichas. El primero que obtiene 5 fichas es el ganador.

La gracia de este juego son las paredes que pusimos en un principio. Estas paredes, como el tablero está sobre ellas, son completamente invisibles, entonces mientras hacemos recorrer por el tablero al mago, no será raro que el mismo se tope con una pared y esto haga que la bola se le caiga, en ese momento, es hora de volver a comenzar, pero ahora sabemos en donde hay una pared ¿recordaremos donde está la misma en el futuro?

Conclusión

El juego es genial, como dije antes, es ideal para introducir a amigos al mundo de los juegos de mesa si es que no buscan un “hard game”. El nivel de complejidad lo manejaremos nosotros, podemos poner unas pocas paredes (o incluso ninguna) si es que jugamos con alguien muy pequeño o desafiar a nuestras neuronas atrofiadas  colocando todas las paredes que el laberinto pueda soportar. La calidad de los materiales es el otro punto fuerte del juego. Los magos, el cartón, el diseño, todo es de primerísima calidad, este juego va a durar años y años y podrá ser disfrutado por muchos de los miembros de la familia.

Un apartado tiene que tener la parte gráfica del juego, es ideal para que los mas pequeños se sientan interesados en el mismo, colores vivos, piezas grandes para que puedan manipular sin problemas y bueno, por supuesto que el diseño de la caja, el manual, así como el tablero estuvieron a cargo de Rolf Vogt. Con solo ver la calidad de su trabajo pueden comprender de lo que les hablo. Si quieren conocer un poco más del ilustrador, pueden visitar su página: http://www.rolfvogt.com/

En resumen, si buscás un juego para quemarte el coco, este no es tu juego. En cambio si lo que buscás es pasar buenos momentos con la familia, en especial con pequeños y no tan pequeños, este juego no puede faltar en tu ludoteca… y además, es ideal para hacer que gente no tan lúdica se empiece a copar con juegos, sin reglas muy complicadas.

Si quieren conocer más del juego, pueden visitar su link en boardgamegeek como siempre: http://boardgamegeek.com/boardgame/41916/the-magic-labyrinth

{fcomment}