La oferta de juegos está, afortunadamente para los ludópatas como yo, creciendo año a año. Cada vez hay más juegos presentando nuevas variantes, estrategias y modalidades y con ello se van generando ciertas tendencias o géneros donde encasillarlos y clasificarlos. En el artículo de hoy vamos a estar viendo un poco de cuales son estas categorías, las cuales nos ayudarán de a poco a entender qué tipo de juegos son los que más nos gustan, y así no estar tan perdidos a la hora de decidir cual va a ser nuestra próxima compra.
 
Como cuando hablamos de música y si una banda es de un género u otro, la cosas no siempre son blanco o negro. Si bien hay juegos que claramente podemos encasillar en una categoría u otra, hay otros que se encuentran más bien en el medio entre 2 o varias, tomando elementos de uno u otro e incluso, ¡algunos son más bien inclasificables! 
 
A esto debemos acotar el hecho de que si bien veremos que algunas de las clasificaciones dan a entender una cierta división geográfica (Eurogames, Ameritrash), esto no significa que todo juego diseñado en Europa es de un estilo o que uno en Estados Unidos es de otro, lejos de eso.  Estos nombres devienen de los estilos predominantes en cada uno de los grandes centros de creación de juego, ciertas tendencias iniciales que hoy ya están superadas y solo limitadas por la imaginación de los diseñadores de nuestros juegos de tablero favoritos.
 
Bueno, basta de cháchara, ¡empecemos!
 
Eurogames
 
Eurogames, como su nombre hace intuir, proviene de la “escuela” europea de juegos y tienen unas cuantas características que nos permiten identificarlos:
  1. Una temática arbitraria
  2. Componentes simples
  3. Reglas concisas y relativamente simples
  4. Poco (o nada) de azar involucrado
  5. Poca interacción entre jugadores
Vamos a ver un poco más en detalle cada punto:
 
1. Opuesto a lo que veremos luego en los juegos Ameritrash, la temática involucrada en los Eurogames es relativamente poco importante en el juego. En la mayoría de los casos veremos que lo que predomina es el diseño de la mecánica del juego y la temática no es más que para darle un marco al juego. Tomemos por caso un conocido de la casa, el “Carcassonne”. En este juego, más allá de las ciudades, los caminos y la mar en coche, nada cambiaría en el desarrollo del juego si en vez de estar armando un paisaje estuviésemos armando una red eléctrica o las cloacas de una ciudad. Obviamente, armar el paisaje de la hermosa campiña francesa es mucho más atractivo pero aquí vemos como la temática es solo un condimento a lo que es la mecánica de juego. 
 
2. Cuando la estética está supeditada al diseño de la jugabilidad y no de los ojos o la imaginación, los componentes del juego tampoco reciben demasiada atención. Con esto no queremos decir que vayamos a encontrar componentes de mala calidad en estos juegos (al menos, esta valoración no es una que podamos hacer entre géneros de juego sino más bien entre las diferentes compañías que invierten más o menos dinero en esto) pero sí que encontraremos muy comúnmente objetos mas bien abstractos como fichas de madera o simples planchuelas de cartón para representar elementos del juego.
 

 
3. Siendo la elegancia del diseño una de las máximas de este tipo de juegos, normalmente nos encontraremos con reglas más bien simples que, una vez leídas y con jugar un par de turnos del juego, ya sabremos todo lo necesario para concentrarnos en el juego y no necesitaremos consultar nuevamente  el reglamento.
 
4. Aquí tenemos una de las características más ponderadas de  este tipo de juegos y que para muchos (obviamente, los que disfrutan de esto) ponen este tipo de juegos por sobre el resto. En los Eurogames pocas veces encontraremos elementos de azar, dejando todo en manos de la estrategia y la planificación de los jugadores. Por citar dos casos, en el Puerto Rico el único elemento de azar que existe en todo el juego es ver quien empieza. Luego de eso todo es dictaminado por las acciones de los jugadores. El segundo ejemplo es el Agrícola, donde el azar se limita a el orden de unas cartas que se revelan durante el juego y que se sabe cuales son y en que turnos pueden aparecer.
 
5. Si bien en muchos juegos las acciones de un jugador afectan de una manera u otra a sus contrincantes (por ejemplo, quitándoles opciones disponibles) normalmente es raro encontrar en estos juegos acciones donde lo que un jugador afecte directamente a un jugador, ya sea atacándolo o similar. Normalmente estos juegos se basan más en que cada jugador desarrolla su propio avance intentando mediante la mejor estrategia, avanzar en puntos por sobre sus oponentes.
 
Ameritrash
 
Claramente de ascendencia norteamericana, los juegos Ameritrash tienen sus características propias que en muchos casos se oponen directamente a los juegos europeos pero no por eso son mejores o peores o consiguen más o menos adeptos. Cabe destacar que si bien el término “Ameritrash” puede sonar despectivo, esto no es así y es simplemente el nombre que con el tiempo se ha usado de manera más común para identificar a este género de juegos. En mi explicación capaz sientan cierto tono peyorativo de las cualidades de este tipo de juegos pero esto se debe más a mi gusto personal donde prefiero a los juegos Eurogames por sobre los Ameritrash. Pero como en todo, sobre gustos no hay nada escrito y lo que para unos puede ser una contra, para otros puede ser justamente el tipo de elementos que hace que le encante un juego. Por eso invito a cada uno a evaluar las cualidades de cada juego según su propia preferencia. Como antes, veamos sus características principales:
  1. Una temática bastante elaborada
  2. Componentes elaborados
  3. Un libro de reglas muy extenso y algunas veces, incompleto
  4. Una buena cantidad de azar involucrado
  5. Mucha interacción entre los jugadores
Como mencionamos antes, si comparamos una lista y otra, veremos que casi casi se contradice una con otra. De todas maneras entenderemos mejor esto si nuevamente, vamos punto por punto:
 
1. A diferencia de los Eurogames donde es notorio que el diseño del juego vino primero y luego se le da un escenario donde se desarrolla, en los juegos americanos vemos claramente que primero hubo una historia o temática y sobre ella se armó un sistema de juego que lo soporte. Tomemos como ejemplo al Talismán (que podemos encontrar en el TMT Store): aquí la idea primaria es la de unos aventureros que recorren el mundo haciéndose más fuertes y consiguiendo objetos mágicos con el fin de adentrarse en las profundidades de la Tierra. El fin es hacerse con el objeto más poderoso, para lo cual deberán batallar con diferentes monstruos, otros aventureros y visitar diferentes locaciones para hacerse del equipo necesario para su aventura. Sobre esta idea se arma un tablero, un sistema de juego, la representación de  los viajes que hacen los aventureros y todo lo necesario para transformar una historia en un juego de mesa.
 
2. Cuando tenemos un juego donde la historia y el ambiente que lo rodea es tan importante como la jugabilidad en si misma, imaginarse ejércitos, monstruos o aventureros con simples cubos de madera simplemente no sería suficiente. Es por esto que en muchos de los juegos Ameritrash encontraremos muy comúnmente miniaturas con un alto grado de detalle para representar los elementos del juego al punto de que algunos juegos llegan a trae más de 100 miniaturas (por ejemplo en “La guerra del Anillo” del cual hablamos en una entrega anterior). La gran mayoría de los juegos de este género, con mayor o menor medida según su costo, tendrán un gran desarrollo visual y muchos componentes (lo cual en muchos casos hace que estos juegos sean un tanto más caros que sus contrapartes europeas).
 

 
3. Cuando se decide basar el desarrollo del juego en una historia y no una mecánica, lo mejor es hacer que esta historia sea buena. Y una historia buena cuenta con muchos detalles que hacen a la historia interesante e impredecible. Esto conlleva (problema para algunos, cualidad positiva para otros) a que estos detalles deban ser traducidos en reglas y situaciones de juego, lo cual hace que los reglamentos de este tipo de juegos sean bastante extensos, llenos de casos especiales y vericuetos a los cuales debemos prestar atención. Un juego complejo y con muchas variantes es más que interesante pero muchas veces lleva a que, incluso cuando hayamos jugado muchas veces, deberemos revisar el reglamento para ver cómo resolver situaciones muy específicas o poco comunes. Esta gran cantidad de situaciones a su vez hacen que muchas veces, interacciones de algunos efectos estén poco o mal detallados, dejando a la libre interpretación de los jugadores. Por suerte hay infinidad de foros donde jugadores de todo el mundo discuten y proponen soluciones para este tipo de problemas.
 
4. ¿A quién no le gusta tirar dados? Bueno, ¡los juegos Ameritrash están llenos de ellos! El azar es un componente vital de este tipo de juegos, añadiendo siempre esa cuota de suspenso, tanto para ver si logramos pasar esa tirada casi imposible, cuando nuestra vida depende de cual sea el resultado de los dados e incluso, cuando parece que nuestra victoria está asegurada y las probabilidades a nuestro favor, la diosa fortuna puede darnos la espalda y ponernos en un aprieto. Todo esto hace que este tipo de juegos sean muy activos ya que estamos no solo constantemente tirando dados sino siempre muy atentos a su resultado, lo cual en muchos casos los hace más atractivos que el letargo mental que nos proponen los juegos europeos. Pero claro, muchos preferirán otros juegos donde sea la pura habilidad del jugador la que decida la partida y no la suerte con la que contemos nosotros o nuestros rivales.
 
5. Como última característica, estos juegos nos presentan siempre situaciones donde interactuamos directamente con los otros jugadores de la mesa. Ya sea que se trate de juegos cooperativos y tengamos que ayudarnos unos a otros (en las tantas maneras que los juegos cooperativos nos proponen), peleando entre nosotros siendo este el objetivo último del juego o tan solo como parte del camino hacia un fin mayor, en definitiva lo que importa en este punto es que los jugadores más que una carrera individual (cual si fuese en pistas individuales de atletismo donde la interacción si es que hay alguna es mínima), están más cerca de una carrera de Turismo Carretera, donde bloquear al oponente, tenderle trampas e incluso darle algunos golpes en el camino con tal de pasar primero no solo está permitido sino que hacen a la esencia del juego.

 
Con estos elementos que hemos visto podremos identificar mejor a que género corresponde cada juego y con ello determinar mejor qué es lo que más nos gusta para poder saber a donde inclinarnos a la hora de elegir el juego que ocupará nuestra mesa en la próxima sesión o qué pedirle nuestro dealer de juegos de tablero. 
 
Para ir cerrando, debemos repetir algo dicho antes y es que las cosas no son siempre blanco o negro. Si bien encontraremos juegos que son claramente exponentes de un género u otro, encontraremos muchísimos donde prevalecen las cualidades de uno pero toma prestadas las de otro y algunos que no responden a esta división y pertenecen a otros géneros menores (no tanto en calidad sino más bien a que son más bien subgéneros que se podrían clasificar dentro de estos y de los cuales podríamos hacer otra nota entera como ser los Wargames (juegos de guerra), juegos de familia (de fácil aprendizaje, más bien casuales y para divertirse), juegos de mercado masivo (los viejos y conocidos por todos como Srabble, Monopoly).
 
Hasta entonces, ¡diviértanse tirando dados o friéndose el cerebro!

{fcomment}