altEl 21 y 22 de julio se va a jugar un nuevo Grand Prix en las tierras de las garotas, la feijoada, el desayunaçao (?) y por supuesto, el Magic.

Mientras muchos ya están haciendo especulaciones con el spoiler completo de M13 pensando en qué mazo cerrado pueden abrir en Sao Paulo, acá vamos a hacer un poco de memoria. No, no voy a hacer chistes sobre abrir el arcón y bla bla bla, porque la info está en Internet, no en un baúl!

El primer Grand Prix brasilero fue en Río, en el verano de 1998. La verdad que yo en esa época todavía no jugaba muy en serio, por lo que me tengo que atener a lo que veo en la Web oficial. Ganó un yankee, Jon Finkel (lo busqué en Google por eso les pongo la foto abajo, junto a Steve OMS). Segundo quedó justamente su compañero de equipo, Steve O´Mahoney Schwarts. Y al único argentino que reconozco entre los participantes es Andrés Werner.

Casi dos años más tarde, en noviembre de 1999, llegaría el Magic a Sao Paulo. Y ahí se haría más fuerte la leyenda de uno de los grandes jugadores argentinos (aunque en este caso, nacido en Brasil), Douglas Maioli. Ese mismo año Douglas repitió su título de campeón nacional (me ganó la final a mi!), viajamos juntos al Mundial de Yokohama y a fin de año terminaría segundo en el Grand Prix de Sao Paulo. En ese torneo, Alex Svartsman terminó 4, Carlos Romao quinto y en noveno lugar, justo afuera del Top 8, Leandro Mamzyc Haro (que jugó varios años en equipo con Diego Ostrovich y Ernesto Mingorance, entre otros).

En 2001 volvemos a Rio de Janeiro. Y digo volvemos porque yo también viajé. Es más, les voy a comentar la relación con el Grand Prix anterior. Días antes del torneo volví a Argentina después de un viaje por Europa con Diego Abu Arab (hacía Rookie´s Corner en esta misma página) y Pablo Huerta. Además de pasear jugamos dos Grand Prix, uno en Valencia y otro en Colonia, Alemania. En algunos tramos del viaje estuvimos también con un amigo franco-chileno: Rafael Le Saux. Bueno, al llegar a Buenos Aires, varios amigos me dicen que se iban a ir al Grand Prix Rio. ¿Qué hice? Chequié las millas que tenía en Varig por el viaje a Japón y alcanzaban perfecto para volar, gratis, a Rio. Y así viajé.

Cuestión que el torneo lo ganó Carlos Romao, venciendo en la final a Alex Scvartsman quien como ya se habrán dado cuenta, trataba de robar puntos en evento alrededor del globo había en esa época. Además, previamente le ganó en semifinal a mi amigo Rafa Le Saux (y vengándose por haber perdido el año anterior, en la misma instancia y contra él, en el Latinoamericano). En ese torneo también hizo top 8 Ernesto Mingorance.

Además de haber muchos argentinos en ese torneo, si van a la cobertura del mismo van a ver algunas notas que hice yo del día 2 (le hice feature match a Oscar Carísimo!)

Ese mismo año, pero en diciembre, el Grand Prix conocería una nueva ciudad: Curitiba. Allí el formato extended se dio cita con un par de nombres grossos, como Antoine Ruel (terminó tercero) y el eterno Alex Shvartsman, que perdió la final contra Guilherme Svaldi, un jóven jugador que en 1999 había sido parte del equipo nacional brasilero que participó del Mundial.

Para los que no pudieron estar en esos torneos era típico ver a nuestro amigo Alex Shvartsman jugar entre rondas junto a una pila de folios japoneses que vendía por izquierda para apalear los gastos jugando Magic alrededor del mundo.

Además hizo Top 8 José Barbero (quedó sexto) y se llevaron plata Matías Gabrenja y Rafael Le Saux.

Los mazos de ese torneo son un pedazo de la historia del Magic, les recomiendo verlos, acá: http://www.wizards.com/sideboard/article.asp?x=GPCUR01\720t8decks

¿Y los argentinos no ganan nada? ¿Son pechofríos?

No! En julio de 2002, el Nono Gabriel Caligaris rompería el maleficio y se llevaría el primer título para nuestro país en tierras brasileras. ¿Cómo hizo? Con un Psychatog, por supuesto! En el camino tuvo que ganarle a Antoine Ruel en la semifinal para después consagrarse frente a Felipe Desiderati. Cabe recordar que en esa época el Nono era parte del Team Bandana, seguramente el equipo más sólido y con mejores resultados de la historia del Magic Local.

Si quieren leer más al respecto, pueden ir a esta nota.

Para graficar, en este GP Barbero quedó 10º, Michelena (que estuvo un tiempo con ellos) 20 y Ostro 24.

Los mazos giraban, casi en su totalidad, en torno al Psychatog o a variantes de UG Madness.

Dos años más tarde, en Porto Alegre, el que se llevaría el título sería Barbero, ganándole en la final al propio Caligaris con un mazo muy pero muy malo que no pudo hacer nada contra Barbero que parecía tenía un preconstruido. ¿Les dije que eran máquinas de jugar Magic? José además venía de ganar un Grand Prix por equipos, en Ámsterdam. Y lo grosso de ese torneo fue que viajaron más de 30 jugadores argentinos en el mítico (?) TMT Bus! Una gran iniciativa de Adrián Estoup que todavía se recuerda (anoten, año 2004, para los que creen que en 2012 revolucionan vuelven a inventar la rueda).

Si bien no forma parte el evento en sí, este viaje estuvo cargado de anécdotas como el agónico pasaje que consiguió Pablo Olejavetzky en el torneo TMT disputado días antes de la partida del micro. O las filmaciones de José Luis Seisdedos que para que todos podamos disfrutar de unas películas en el micro se la pasó grabando películas en VHS solo para descubrir que el colectivo tenia la novedad de un aparato llamado DVD! En este viaje también surgió la novedad delos mini torneos de un juego que comenzaba a pegar fuerte en el ambiente, el Poker.

Y nos queda un solo torneo, nuevamente en Sao Paulo, en junio de 2009. En un evento pésimamente organizado, que tiene el primer lugar en el podio de los peores salones para hacer une vento de Magic, Andrés “Mega” Monsalve llegó a la final, pero desgraciadamente perdió contra el local Daniel Almeida Alves. Esta final estuvo cargada de condimentos futboleros con carteles de los brasucas en donde se podía leer “no llores por mi argentina” apoyando a sus jugadores. A ese torneo también viajamos bastantes argentinos, yo tuve la suerte (¿???) de compartir Hostel con cerca 10/12 jugadores de Magic. Un placer de olores indescriptibles!

En este Grand Prix, un Ostro semi retirado quedó noveno, demostrando que la Magia no se pierde, y Javier Rocha terminó 11. Esos puntos le sirvieron para viajar ese mismo año al Mundial de Roma, por ranking.

Como dato de color este último GP se realizó en la misma fecha en la cual en Sao Paulo se festejaba el Gay Parade, por lo que se imaginarán lo que eran las inmediaciones del evento. Se dice que muchos no participaron del día dos para disfrutar nuevas sensaciones.

Las nuevas historias llegarán en menos de un mes, con un nuevo torneo importante en Brasil, o mais grande do mundo!