altLo pidieron a gritos, lloraron, me hicieron piquetes en la puerta de casa y, finalmente, lo lograron.
Vuelve una nueva edición del  Arcón de los Recuerdos, la sección que rescata lo que muchos rememoramos y los que otros prefieren olvidar. En esta ocasión, los inicios del Magic, el primer club que se creó en el país, y los orígenes de los equipos argentinos.
El pasado y el presente se unen, una vez más, en una nota de Magic.

Tenía pedazos de esta nota guardadas hace tiempo. Incluyendo testimonios de algunos protagonistas, links a páginas viejas y datos que había anotando en borrador para esta nota. El asunto principal era pensar y analizar los equipos más fuertes, destacados o exitosos del Magic, especialmente en los comienzos. Vale destacar que esta nota la pensé en julio, previo al Nacional 2010.

Para los desmemoriados, esto es lo que escribí en el Arcón 1, sobre el Nacional 1999:

Probablemente mi mejor año de Magic… o mi único año bueno. Como sea, el Nacional 1999 se caracterizó por el despegue del primer team al que tuve orgullo de pertenecer, el Team Goblin. Todo arrancó varios meses atrás, cuando con Luis “Luiggi” Neiman empezamos a pegar onda y formamos el “Team Dos”. En un viaje San Miguel (cuna del Magic vernáculo [*] para jugar un torneo del Circuito Argentino (ver Arcón 0), compartimos el auto con Franco Biasotti… y también con Diego Ostrovich. Así, esos cuatro fantásticos formamos el team, al que luego se incorporaría Pablo Huerta.

[*] La historia dice que el primer club de Magic fue el TUT, Torre de Urza Team, conformado por los hermanos Do Rego, Santiago (alias Bad Boy, alias conductor de TN Tecno), Ezequiel (alias Tata) y Pablo Mántaras. Para hablar de eso, en alguna nota futura entrevistaré a alguno de ellos.

Por un lado, tiré la punta para hablar del Team Goblin, el TUT Team y los equipos en Argentina.

Y por otro lado, aclaré “mi único año bueno”. Quién diría que un mes más tarde iba a ganar el Nacional 2010 y viajaría, 10 años más tarde, a mi segundo Mundial de Magic! La vida te da sorpresas, no lo puedo negar.

Cuestión que ya les conté del Team Goblin. Con Diego Ostrovich, Luis Neiman (ahora rebautizado Luis Not Vargas en USA, donde se codea con Jon Finkel y Brian David Marshall), Franco Biasotti y Pablo Huerta, copamos varios de los Top 8 de los torneos más importantes del 99 y del 2000. Incluso llegamos a tener un sponsor, Camelot. Yo en esos años escribía de Magic, Pokémon y cómics para el mítico Gerardo, y logré que nos haga unos buzos de Goblin Team a cambio de algún billetin.

Ya en el 2001, los equipos tendrían modificaciones, nombres más copados y mucho más profesionalisto. Pero antes de meternos en este tema, lo prometido, el Torre de Urza Team, el ¿autoproclamado? primer club de Magic de Argentina, con Pablo Mántaras, Ezequiel Tata y Santiago Bad Boy Do Rego (alias Santiago, alias @atilo).

Aquí, una extensa entrevista que le hice a Pablo sobre los inicios del Magic en Argentina (y que se puede tomar como una continuación de esta que le hice, sobre el Nacional y Mundial de 1997). Algunos comentarios mios van entre paréntesis Smile.

La dinámica de juego era muy distinta, nos conocíamos entre todos, éramos pocos. Yo en el 95/96 me compro un Starter, en la prehistoria precámbrica del Magic. Aprendo las reglas y empiezo a jugar. El juego me fascina de entrada.

Antes jugaba rol ocasionalmente, dónde me metieron los Do Rego. Y también me prendría con juegos de estrategia, tipo TEG. Pero el Rol se estaba yendo de mi vida.

El juego me encanta desde el principio y me voy a la casa de los Do Rego, les enseño a jugar a los tres, se fascina. Empezamos a comprar cartas entre los tres (el tercer Do Rego, Federico, no se dedicó a jugar “en serio". Alejo).

Pero tiempo después yo empiezo ir a los Conjuros –encuentros de Rol- que armaba Juan del Compare, pero a esa altura para buscar jugadores de Magic. Y ahí empiezo a jugar con mis primeros mazos caseros, contra gente que encontraba ahí, con mazos también rudimentarios.

Pero en 1996 Santiago viene con la idea de formar un club de Magic. Porque en esa época armábamos los mazos artesanalmente, y solamente jugábamos entre nosotros. Entonces le pedimos datos a Juan del Compare para convocar a gente. Ojo, no había Internet casi, celulares, nada. Llamábamos casa por casa con el listado que nos dio Juan y los invitábamos al club de Magic.

Conseguimos que un lugar, D&D Hobbies, en Marcelo T. de Alvear al 1600, nos preste un salón que tenía en un entrepiso, que usaba de depósito. Con Santiago la convencemos de la ganancia de vender los sobres a la gente que iba  a ir  a jugar.  Entonces armamos algo muy precario, con 10 o 12 mesas, para que se puedan jugar torneos, cambiar cartas y eso.

Al mismo tiempo, Juan empieza a organizar algunos torneos, creo que en el Torcuato Tasso (los Conjuros se hacían en Ciudad Universitaria). Entonces, para 1996 Juan arranca con torneos y fuimos. Me acuerdo que a mi primer torneo fui con un mazo todo azul y me agarró un amigo de Diego Rivas, Hernán Parra, con un Necro: me destruyó! Me bajó un Disco de Nevinyrral, me barrió la mesa y después me dio para que tenga. Incluso en esa época nosotros no teníamos del todo claras algunas reglas. Que pasaba si respondías al activar el Disco, qué podías hacer, qué no. Pero ese torneo sirvió para darnos cuenta que había tecnología mucho más avanzada. Creo que ese torneo lo ganó Diego Rivas con un Ernham- ggedon. Y descubrimos que había una revista llamada Duelist, conocimos los torneos internacionales. Internet en esa época era inexistente. Pero con las revistas empezamos a informarnos más.

En el club, bautizado Torre de Urza Team, empezamos a armar algunos torneítos, me armé mi primer mazo competitivo, un WW con 12 caballeros con protección contra negro, Swords to Plowshares, mucho más eficiente. Me acuerdo uno en especial, que terminé segundo, perdí la final con Ricardo Buccolo –otro histórico miembro de esta primera camada-.
Claro, en esos torneos ya estaban todos: Mario Marincovich, Ale Gimena, Buccolo, nosotros. Y después todos venían al TUT.

Unos meses después de que nosotros arrancáramos, aparece en escena el legendario Douglas Maioli. Viene de Brasil, jugaba Magic allá, empieza a laburar en el Club del Comic y ahí le pedían que organice, estaban en el local de Santa Fe, en la misma cuadra que el Burguer King (de Santa Fe y Ayacucho, donde alguna vez hasta se hizo un PTQ! Alejo).

Por un tiempo conviven los dos clubes, hasta que nosotros que ya teníamos más de 20, empezamos a laburar más en serio, teníamos facultad, y nos dimos cuenta que lo que más nos interesaba era jugar. Y la idea fundacional, de agrupar a los jugadores de Magic ya había sigo lograda, así que cerramos el TUT, desaparece como primer club y empezamos a ir al Club del Cómic donde toma la batuta Douglas. Y ahí ya empieza la costumbre de ir los viernes al CdC a jugar, donde un tiempo después aparecés vos (Yo, Alejo Tongue out).

Entonces a fines del 96 o principios del 97 se terminó el TUT, y con Douglas además había buena onda, así que nos corremos de la escena de organizadores.

Después con los años el TUT fue evolucionando, se unió Gabriel Michelena que también era de San Miguel como nosotros. El tema es que al principio yendo a jugar una vez por semana alcanzaba. Cambió cuando empiezan a aparecer chicos de 15 años, como Diego Ostrovich, con mucho más tiempo para practicar, y después con el crecimiento de Internet, dejó de alcanzar jugar una vez por semana.

Para 1999/2000 yo me había dado cuenta que el juego competitivo, el tren se me había ido. Hice un montón de amigos, pero ya no podía estar a la par del resto de la gente.

De todas formas, Magic me regaló el viaje al mundial (1997, Tata Do Rego viajaría al Mundial un año después, en el 98. Alejo), un viaje por Ranking, al GP Birginham, y después el Pro Tour New York, en el 2000, con un counter slivers, en el que jugamos nosotros (habla de un PTQ Extended, que se jugó en el Burguer King, donde me ganó en rondas para después ganar el torneo y el premio: viaje a NY! Alejo). Después también jugué otro Extended, en el que Gaby Michelena ganó un viaje a Japón.

Gaby después siguió por un par de años, finalmente se tuvo que unir con otros chicos que jugaban bien en esa época, como Ostro o José Barbero (actual estrella del Poker internacional. Alejo).

Revivió el Arcón de los recuerdos, pero esto continuará en la parte 2, donde les hablaré de los equipos argentinos que aparecieron posteriormente: Bandana, Mambrú y Dima, entre otros.

Nos vemos!

Alejo

PD: Si quieren me pueden seguir en Twitter, @azagalsky. O sigan a TMT, @themagictutor!