Esta historia comenzó hace un par de meses, cuando planifiqué mis vacaciones 2013. Para los más memoriosos, sabrán que el ladri del norte no es otro que Luis “Luiggi” Neiman, gran amigo de la casa. Esta historia lo incluye porque Luiggi juega Magic con varios pros, incluyendo a the Man, the Legend, el chico de los pósters, el más grande de todos los tiempos, Jon Finkel.
 
Cuestión que cuando confirmé las vacaciones le avisé a Luis para visitarlo, saludar a su mujer Liz, conocer a su flamante hijo Dante… y tratar de jugar Magic con Finkel, obvio!! Al final no pudimos arreglar para jugar Magic, y pensé que la historia iba a quedar allí… pero no! La semana pasada tuve la suerte de viajar nuevamente a Nueva York por trabajo, le chiflé a Luiggi y obviamente nos volvimos a juntar! Finkel no estaba disponible pero al final armó un draft de Modern Masters en la casa de Gaudenis Vidugiris, un pro al que varios de ustedes deben conocer. Después de un par de amagues de cancelación, finalmente logramos juntar a los seis e hicimos el draft en la casa de Gaudenis, en la zona de Battery Park, con vista a la Estatua de la Libertad! 
 
Cuando llegamos, Luiggi miró una vitrina donde Gaudenis tenía un par de copas de GPs y un trofeo muy lindo de Finalista de un Pro Tour. El comentario de Luiggi fue algo como “no son los premios de Finkel pero está bastante bien”. ¡Crack!
 
No voy a hablar mucho del draft en si mismo, pero les quería contar un par de cosas que me sorprendieron del estilo de juego/juntada. Por un lado, juegan por equipos. En el sorteo me tocó con Gaudenis y Matt, un pibe que metió un par de Top 8 en GPs Ferrando (era el que tenía los boosters, nos los vendía a 10 dólares cada uno). Luiggi jugó con Ilya Kreyer y Anna Marie Clifton, una chica que empezó a jugar hace poco… ella y yo éramos los más flojitos y los que nunca habíamos jugado con Modern Masters.
 
¿Cómo funciona el draft por equipos? Cada uno draftea su propio mazo, igual que en un draft normal. Pero después tus compañeros de equipo te ayudan a armar el mazo. ¡Por suerte! Yo armé una bizarreada mezcla de Affinity, aunque en algún momento me tiré a Storm (agarré cosas como Grinning Ignus) y pensé en abandonar el blanco cuando abrí un Kiki-Jiki.

Especialmente cuando en el siguiente pick pude agarrar un Pestermite! Evidentemente mi memoria busca evitarme papelones por lo que eliminé de mi mente el orden de los picks.

Cuestión que por falta de cartas tuve que jugar los tres colores y el mazo quedó así. La foto se ve medio chota, así que lo escribo a continuación:

 
Court Homunculus
Ethersworn Canonist
Arcbound Stinger
Myr Retriever
Arcbound Ravager
3 Etherium Sculptor
Pestermite
2 Frogmite
2 Faerie Mechanist
Sanctum Gargoyle
Myr Enforcer
Kiki-Jiki
Vedalken Dismisser
 
Pyrite Spellbomb
Relic of Progenitus (está abajo de la bombita)
2 Grapeshot
Bound in Silence
Blinding Beam
Gleam of Resistance
 
Claramente el mazo era un “robo Kiki-Jiki y gano” y la remo un toque con los artefactos. Pensé que Afinitty era un arquetipo sólido… pero no. Los Frogmite son una porquería y no llegué a tener una masa crítica de voladoras o bichos más gordos como para que la cosa realmente funcione.
 
Cuestión que el primer match tengo color screw violento los dos partidos y casi no juego contra Ilya. Segundo partido contra Luiggi también tengo mala leche en el primero, pero en el segundo él sale aggro, mi mazo empieza a funcionar… pero no llego a pararlo.
Me toca la última ronda contra Anna Marie, que también había perdido sus dos partidos. Me gana el primero, pero mi mazo ya estaba empezando a encontrar el rumbo (?). A punto de ganarle el segundo nos avisan que todo se definía con nuestro duelo. El que ganaba le daba el triunfo a su equipo. Pude cerrar el segundo rápido con el combo infinito y en el tercero fue todo mío, lo controlé bastante bien y después lo gané con Kiki-Jiki + Vedalken Dismisser.
 
Victoria!! Ahora viene el otro detalle de color. Los premios (las raras, algunas uncommons jugables y las foils) eran para el equipo ganador. No había grandes cosas, por lo que propusieron repartirlo “italian style”. No tenía idea qué era, pero como las cartas muchos no me importan acepté. La cosa es así: cada uno de los tres daba vuelta una carta. El que daba vuelta la de mayor coste de maná convertido se quedaba con las tres! Si había empate en costo, volvíamos a dar vuelta una cada uno, hasta que uno ganara. ¡Muy bueno! La verdad es que ahí tuve también bastante suerte y me llevé todo esto, más un Krosan Grip Foil y el Kiki-Jiki que se los regalé a Luiggi.

 
Nada mal para mi primer (¿y único?) draft de Modern Masters!!
 
PD: de yapa, el mejor regalo que traje de este viaje, un set con tres minios de la película Despicable Me 2.
 
{fcomment}